Bomba GBU-43/B MOAB

bar_ryg17_760px

A las 19:32 horas del 13 de abril de 2017 la Fuerza Aérea de los EEUU (USAF) ha empleado por primera vez en combate la GBU-43/B MOAB, la munición masiva de explosión aérea, el arma convencional más potente del arsenal estadounidense.

El ataque ha tenido por objetivo un complejo subterráneo de túneles y búnkeres empleado por el autodenominado Estado Islámico en la región afgana de Nangarhar, fronteriza con Pakistán. El transporte turbohélice MC-130H Combat Talon II que efectuó el lanzamiento del artefacto pertenecía al Mando de Operaciones Espaciales de la USAF (AFSOC).

La MOAB fue concebida en 2002 como reemplazo de la bomba no guiada de aire-combustible incendiaria (FAE) BLU-82 Daisy Cutter (corta margaritas), aunque se trata de un arma termobárica un 40% más potente que su antecesora.

Arriba: Bomba FAE BLU-82 Daisy Cutter

El desarrollo y construcción de la MOAB se llevó a cabo por el Laboratorio de Investigación de Municiones de la USAF en la Base Aérea de Eglin en Florida sin la participación de contratistas industriales privados. Su desarrollo se realizó en tan sólo 9 meses con la perspectiva de ser utilizada durante la operación Libertad para Irak en 2003, aunque finalmente no fue empleada en combate.

La primera MOAB fue probada con éxito el 11 de marzo de 2003 en el contexto operativo de la guerra contra el terrorismo y hasta la fecha nunca había sido empleada en combate. La detonación de aquel artefacto produjo un hongo de polvo que fue divisado desde una distancia de más de 30 km del punto de impacto.

Desde entonces la MOAB ha cumplido una misión disuasiva, aunque su reciente empleo en Afganistán parece representar un cambio en esa política. La MOAB es un artefacto convencional, por lo que su empleo táctico por parte de la USAF no requiere de una autorización presidencial expresa, a diferencia de las armas nucleares.

El artefacto ha sido apodado como la “madre de todas las bombas”, dado que las siglas que componen su denominación (Massive Ordnance Air Blast, MOAB) se corresponden con esas mismas siglas en inglés (Mother Of All Bombs).

Su esquema de color verde John Deere (por el color de los populares tractores agrícolas) ha sido fruto de la casualidad, pues en el momento de hacer entrega del artefacto ese era el único color disponible en la cantidad necesaria para dar el acabado final al inmenso proyectil.

Características

La GBU-43/B MOAB es una bomba termobárica guiada de explosión aérea con un peso en combate de 9.525 kg y una cabeza de guerra BLU-120/B de 6.452 kg de alto explosivo. Su carcasa se aluminio ha sido diseñada específicamente para maximizar el alcance de su detonación.

El proyectil cuenta con unas vastas dimensiones, de 9,45 metros de longitud y 1,03 metros de diámetro, lo que hace imposible que se pueda emplear desde los bombarderos convencionales de la USAF, por lo que el arma es lanzada a gran altitud a través de la rampa trasera de la bodega de carga de un avión de transporte turbohélice Lockheed-Martin MC-130H Combat Talon II por medio de un sistema de extracción mediante paracaídas.

El cuerpo de la bomba incorpora dos alerones laterales que aumentan la sustentación y contribuyen a ampliar su capacidad de planeo. También cuenta a popa con 4 aletas de control que facilitan la dirección del proyectil hacia el objetivo en su fase terminal de ataque.

La MOAB es una bomba inteligente (smart) guiada mediante una combinación de navegación inercial, señal de satélite GPS y estabilización por aletas. Ha sido diseñada para detonar en el aire con una demoledora onda expansiva y no es un proyectil de penetración.

La bomba, lanzada a unos 3.000 metros de altitud, se separa de su plataforma de transporte frenada mediante un paracaídas y desciende estabilizada por aletas direccionales, detona pocos metros antes de alcanzar la superficie expandiendo una niebla gaseosa sobre el área del objetivo y produciendo a continuación una masiva deflagración térmica y una onda expansiva de sobrepresión devastadora.

El efecto de la MOAB es similar al de una ojiva nuclear táctica, aunque al tratarse de un artefacto convencional no produce ni la radiación residual ni las implicaciones políticas que se derivarían del empleo de armas nucleares.

La MOAB provoca un efecto altamente destructivo en un radio de entre 1.000 y 1.500 metros, aunque su onda expansiva será letal para el personal y causará daños severos a los edificios, infraestructuras y equipos militares a distancias superiores a los 2,5 km. Su detonación también puede producir sordera a quienes se encuentren en un radio de más de 3.000 metros del punto de impacto.

El devastador efecto de la onda expansiva y la fragmentación producida por la detonación de la MOAB la convierten en un arma muy eficaz contra grandes objetivos, concentraciones de tropas, negación de áreas (incluidos complejos subterráneos) o para la conducción de operaciones psicológicas por sus traumáticos efectos sobre la moral enemiga.

Según fuentes de la USAF, el coste estimado de una MOAB es de alrededor de 170.000 dólares. No ha trascendido la cantidad de MOAB construidas ni las disponibles actualmente en el inventario de la USAF.

© ERP, 2017. Todos los derechos reservados. Queda prohibida la reproducción total o parcial de este contenido, por cualquier medio, sin la autorización expresa del titular del copyright.

Recursos de interés

Fuerzas aéreas Sistemas de armas

Misil balístico táctico Iskander-M

bar_ryg17_760px

img_ss26_iskanderm_26_th

El misil balístico móvil Iskander-M, concebido para atacar objetivos terrestres de alto valor con rapidez y precisión, se ha convertido en un activo disuasivo táctico de primer orden para las fuerzas terrestres rusas, especialmente para las desplegadas en el Distrito Militar Occidental de la Federación Rusa, donde ha despertado una seria preocupación entre los aliados bálticos de la OTAN fronterizos con el enclave ruso de Kaliningrado.

El Iskander-M es un sistema de misiles tácticos caracterizado por su alta movilidad, disponibilidad y flexibilidad operativa, gracias a una ojiva polivalente convencional o nuclear que le permite atacar una amplia diversidad de blancos estratégicos o tácticos, desde centros de mando, nodos de comunicaciones o instalaciones de radar a concentraciones de tropas, bases aéreas o emplazamientos de artillería, misiles o sistemas de defensa antiaérea (como el componente terrestre del sistema antibalístico ABM de la OTAN).

img_ss26_iskanderm_02_th

La capacidad nuclear del misil Iskander-M constituye un factor de desestabilización en el flanco oriental de la Alianza Atlántica, dado que se trata de un sistema con el que Rusia podría llevar a cabo un ataque nuclear táctico sin previa advertencia y con una elevada probabilidad de éxito gracias a la rapidez de su despliegue y lanzamiento, su furtividad, precisión y capacidad para evadir las defensas.

img_ss26_iskanderm_18_th

El despliegue permanente de este sistema en el enclave occidental ruso de Kaliningrado, a orillas del Báltico, podría interpretarse como una reacción rusa a la intención de la OTAN de establecer elementos del sistema estadounidense contra misiles balísticos (ABM) en Europa occidental. Desde puntos de lanzamiento en Bielorrusia, o en el enclave occidental de Kaliningrado, los misiles Iskander-M rusos podrían alcanzar las bases aéreas de los interceptores de la OTAN en Polonia y las Repúblicas Bálticas, la mayor parte del territorio polaco y algunas zonas de Alemania oriental y de la República Checa.

img_ss26_iskanderm_10_th

Rusia podría haber desplegado por vez primera en combate este sistema en Siria. Al menos una plataforma móvil de lanzamiento (TEL) de misiles Iskander fue identificada en la base rusa de Humaymim a comienzos de 2016, aunque no se ha podido confirmar si se trataba de la variante balística (Iskander-M) o de crucero (Iskander-K) de este misil, ni el propósito de su despliegue en este teatro de operaciones de las fuerzas expedicionarias rusas.

Historial

El desarrollo del misil balístico táctico Iskander-M comenzó durante los años 90 en respuesta a la necesidad de reemplazo del sistema de misiles de medio alcance OTR-23 Oka (SS-23, según su denominación OTAN), retirado por la entonces URSS en 1987 como consecuencia de la entrada en vigor en junio de 1988 del Tratado INF para la reducción de los vectores nucleares de alcance intermedio. Las primeras pruebas de lanzamiento del misil Iskander-M tuvieron lugar en 1996.

Las fuerzas armadas de la Federación Rusa comenzaron a recibir el sistema de misiles balísticos tácticos Iskander-M en 2006, aunque las primeras unidades operativas no fueron desplegadas en el Distrito Militar Occidental hasta 2010.

El Ministerio de Defensa de la Federación Rusa habría planeado adquirir un total de 120 sistemas hasta el año 2016 para equipar a 5 brigadas. Cada batallón del sistema estaría compuesto por 4 plataformas de lanzamiento móviles TEL y un total de 16 misiles balísticos Iskander-M (8 en TEL y 8 en vehículos tácticos de recarga).

img_ss26_iskanderm_14_th

Características

El Iskander-M es un misil balístico táctico supersónico y de corto alcance propulsado por un motor cohete de una sola etapa de combustible sólido, que le otorga un alcance posiblemente superior a los 500 km* y una velocidad terminal supersónica de Mach 6,2. El fuselaje del misil tiene una longitud de 7,3 metros, un diámetro de 0,92 metros y su peso máximo al lanzamiento es de 3.800 kg.

(*) Según fuentes militares rusas el alcance del misil podría ser incrementado, ya que esta prestación ha sido intencionadamente limitada para cumplir las disposiciones de alcance establecidas en el Tratado INF sobre vectores nucleares de alcance intermedio. El alcance mínimo del misil es de 50 km.

img_ss26_iskanderm_05_th

El Iskander-M cuenta con una ojiva convencional polivalente de 480 kg, que puede ser de alto explosivo, penetradora anti-búnker, de fragmentación, de aire-combustible o de alto explosivo incendiaria y también puede alojar sub-municiones para negación de áreas. No obstante, el Iskander-M también podría ser equipado con una ojiva nuclear táctica.

img_ss26_iskanderm_08_th

El guiado del misil se realiza a través de un sistema de navegación inercial y de una cabeza de guiado terminal electro-óptica. El misil también puede ser dirigido a través de un radar de ondas milimétricas, por satélite GLONASS (la versión rusa del sistema GPS), o mediante una transmisión de radio encriptada desde una aeronave de mando tipo AWACS o desde un UAS, aunque el objetivo del misil también puede ser reprogramado durante el vuelo para posibilitar el ataque contra blancos móviles.

En cuanto a precisión, su margen estimado de error es de entre 5 y 7 metros. El misil está diseñado con características furtivas para evadir los sistemas de defensa aérea y puede operar en entornos hostiles y de elevada perturbación mediante contramedidas electrónicas (ECM).

img_ss26_iskanderm_06_th

El Iskander-M opera desde una plataforma móvil de transporte y lanzamiento (TEL) instalada sobre un camión todo terreno 8×8 tipo MZKT-7930, que dispone de un lanzador con 2 misiles con objetivo independiente. La velocidad máxima del TEL en carretera es de 70 km/h y su autonomía de alrededor de 1.000 km. El peso total de la plataforma armada ronda las 40 toneladas y puede ser aerotransportada a bordo de un transporte estratégico de gran capacidad Antonov An-124 Condor.

img_ss26_iskanderm_24_th_vkuzmin

Una batería completa del Iskander-M se compone de la plataforma de lanzamiento TEL equipada con 2 misiles; un vehículo de recarga sobre la misma plataforma 8×8 equipado con grúa y 2 misiles; así como un vehículo de mando y control, un vehículo de planificación de misiones, un vehículo de mantenimiento y otro de apoyo basados sobre el chasis de camión Kamaz de 6×6.

img_ss26_iskanderm_21_th

img_ss26_iskanderm_03_th

El tiempo mínimo de lanzamiento con advertencia previa es superior a los 4 minutos, o superior a 6 minutos si el lanzamiento ha de realizarse tras un desplazamiento. El intervalo mínimo entre lanzamientos de los 2 misiles con que cuenta el TEL es de alrededor de un minuto. El misil quedará erigido para el lanzamiento en un ángulo óptimo de 85º en aproximadamente 20 segundos. La plataforma dispone de 4 gatos hidráulicos que dan estabilidad al vehículo en posición de lanzamiento desde terrenos irregulares.

img_ss26_iskanderm_15_th

Gracias al alto grado de automatización del sistema y de los preparativos de pre-lanzamiento, la plataforma TEL es operada tan solo por 3 tripulantes, que disponen en el interior de la unidad de una protección completa en entornos de contaminación NBQR. El Iskander-M puede operar en condiciones climatológicas de entre 50ºC y -50ºC, con niebla y en condiciones de plena oscuridad.

img_ss26_iskanderm_19_th

La movilidad del sistema le otorga furtividad, baja detectabilidad y una elevada capacidad de supervivencia frente a los ataques, haciendo casi imposible evitar el lanzamiento de uno de estos misiles. Dado que tras su lanzamiento el misil no adopta una trayectoria de vuelo balística, y que su objetivo es reprogramable en pleno vuelo, no es posible determinar su destino o punto de impacto.

img_ss26_iskanderm_17_th

El ciclo de vida de este misil táctico se estima que sea de unos 10 años. No obstante, según fuentes oficiales del Ejército ruso, tras la modernización en curso a que está siendo sometida la flota de Iskander-M que entró en servicio a partir de 2010, se estima que el sistema podría prolongar su vida operativa hasta 2030.

Variantes

La variante de exportación Iskander-E, de guiado inercial, dispondría de un alcance estimado de 280 km y un margen de error circular de entre 30 y 70 metros. Mientras, el Iskander-K es una variante del sistema móvil de lanzamiento TEL equipada con misiles de crucero R-500, con un alcance de 500 km.

© ERP, 2017. Todos los derechos reservados. Queda prohibida la reproducción total o parcial de este contenido, por cualquier medio, sin la autorización expresa del titular del copyright.

img_ss26_iskanderk_16_th

Arriba: TEL Iskander-K

Galería fotográfica

log_red_star

Fuerzas armadas Sistemas de armas